Aprender a cuidarnos bien es de las primeras cosas que deberían enseñarnos.

Cuidarnos en todos los sentidos. En primer lugar de una forma reflexiva, partiendo de nosotras y de nosotros mismos. Cuidarnos cuidando también de nuestras relaciones y afectos. Tanto los que damos como los que recibimos. 

Nos cuidamos para alcanzar bienestar personal, para vivir con coherencia entre lo que sentimos, pensamos y hacemos.  

Nos cuidamos implica también conocernos y seguir aprendiendo sobre nosotras y nosotros mismos. 

A lo largo de nuestra vida vamos a experimentar cambios que lejos de suponer una renuncia podrán convertirse en una forma de evolucionar y hacer nuevos descubrimientos.

La sexualidad es un aspecto central del ser humano que nos acompaña toda la vida. Cada persona la desarrolla de una manera propia, formando parte importante de su bienestar.

Llevo más de diez años trabajando como sexóloga. En este tiempo he ayudado a todo tipo de personas a conocerse mejor, a explorar más y con mayor seguridad, a sentirse bien con el tipo de relaciones que desea tener y especialmente a aprender a disfrutar de su sexualidad. 

Te acompañaré y entregaré herramientas para mejorar tu bienestar y tu sexualidad a lo largo de tu vida, que es otra forma de decir, a cuidar de tu salud sexual, que no es solo la ausencia de patologías o disfunciones. Pasa necesariamente por encontrar, con libertad y serenidad, esa armonía con nosotras y nosotros mismos.