Desde hace unos años, el término ‘bienestar sexual’ ha recobrado gran importancia.

Cuando trabajábamos algo relacionado con nuestra sexualidad, solía tener que ver con la reproducción o las infecciones de transmisión sexual y poco a poco nos hemos ido dando cuenta que nuestro bienestar sexual es algo bastante más amplio.

Todos tenemos sexualidad, lo que nos diferencia es cómo la vivimos y cómo la manifestamos, pero, ¿De qué dependen estas diferencias? ¿Cómo podemos empezar a mejorar nuestro bienestar sexual? ¿Cómo influye el marco cultural y religioso?

Tu vida sexual empieza desde cómo ves y valoras tu cuerpo, además cobra gran importancia la utilización de los cinco sentidos.

Entrada anterior
5 de marzo, 2020
Los efectos del sobrepeso en la vida sexual
Entrada siguiente
19 de marzo, 2020
El mapa no es el territorio
Buscar más entradas