Con la llegada de la pandemia lo primero que se produjo fue esa reflexión, ese contacto con la realidad para ser conscientes de la situación que teníamos cada uno de nosotros. A raíz de éso, ocurrieron dos cosas: un incremento de separaciones y divorcios muy fuertes, principalmente hasta verano, y por otra parte muchas personas solteras pensando que querían estar en pareja.

Tenemos hambre de piel, nos falta mucho contacto con otras personas e incluso con nosotras mismas. Echamos de menos la conexión. Estamos en la cabeza, preocupados y se nos olvida el cuerpo y al final el cuerpo pide. En las primeras semanas subió el consumo de la pornografía, además del aumento de webcams y en España, la venta de juguetes sexuales viven su mejor momento.

Todo esto y mucho más en el programa de hoy.

Entrada anterior
19 de marzo, 2020
El mapa no es el territorio
Entrada siguiente
28 de enero, 2021
¿Qué es la candidiasis?
Buscar más entradas