Pasamos muchas horas en nuestro puesto de trabajo y eso nos obliga de una forma u otra a socializar con los compañeros y compañeras. Esto puede llevar a crear vínculos más profundos, tanto positivos como negativos. A su vez, eso puede conducir a estrechar fuertes a mistades, pero también a relaciones amorosas insospechadas.

Más allá de si por contrato esté permitido o no, puede acarrearnos muchos problemas y quebraderos de cabeza, aunque si hacemos caso a las estadísticas, puede sorprender que sean más habituales de lo que podríamos pensar.

 

Hablamos de este asunto con la sexóloga Almudena M. Ferrer.

Entrada anterior
30 de septiembre, 2021
Diferencia entre deseo y excitación
Entrada siguiente
14 de octubre, 2021
Causas y soluciones a los fallos de erección
Buscar más entradas