Un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad. Así define la Organización Mundial de la Salud (OMS) la salud sexual.

La salud sexual es un aspecto fundamental para la salud y el bienestar generales de las personas, las parejas y las familias, así como para el desarrollo económico y social de las comunidades y los países.

La salud sexual, considerada afirmativamente, requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, sin coerción, discriminación ni violencia.

Nuestra salud sexual cada vez toma más importancia en nuestro bienestar y autocuidado. ¿Cómo activamos nuestro erotismo? ¿Qué es lo que lo desactiva? ¿Por qué hay parejas de larga duración que no se aburren? Estas preguntas y muchas más en nuestro espacio de sexualidad junto a Almudena M. Ferrer.

Entrada siguiente
17 de marzo, 2022
El auge de los productos eróticos de cristal
Buscar más entradas