La relación entre dos actividades físicas como son sexo y ejercicio puede ofrecernos grandes ventajas, no sólo para mejorar como amantes sino también, para optimizar nuestro rendimiento deportivo. 

Ambos, sexo y ejercicio, incentivan la liberación de hormonas que pueden ayudar a sentirnos mejor, elevar nuestro autoestima y además, volvernos más poderosos y vigorosos, tanto en la cama como mientras entrenamos, consiguiendo así grandes y obvios resultados.

Buscar más entradas